Perros

Tipos de Galgos

Existen diferentes tipos de galgos, cada uno de ellos se distingue por poseer características físicas particulares y ser muy cariñoso, lo que motiva que cada vez más personas se animen a adoptar uno de estos animales. A través de este artículo podrás conocer un poco más sobre esta raza canina, los cuidados básicos que necesitan, su temperamento y mucho más.

El Galgo

El galgo es una raza canina que se caracteriza por ser completamente pura. Estos perros son muy conocidos por su increíble velocidad y su habilidad para cazar otros animales, como conejos o liebres.

Hoy en día, el galgo es una raza muy popular y aclamada, por ende es común ver cómo diariamente más personas adoptan a este animal.

En la caza a campo abierto, el galgo es muy utilizado para atrapar animales pequeños y participar en carreras competitivas. No obstante, en los últimos años este animal se ha convertido en una excelente compañía, considerándose un perro doméstico, amable y noble.

Características físicas

Los galgos poseen características físicas bastante peculiares, dependiendo del tipo de galgo del que se esté hablando. Igualmente, cada uno de ellos posee un aspecto muy elegante y atlético, conformado por las siguientes cualidades:

  • Tienen una altura de 50 a 70 centímetros, considerándose un perro mediano.
  • Su cuello, hocico y patas se caracterizan por ser delgadas.
  • Es un animal musculado y su cabeza es estrecha.
  • Posee orejas semirrectas y una cola fina.
  • De acuerdo al tipo de galgo, algunos cuentan con pelo largo, ondulado o corto.
  • Normalmente estos perros suelen ser de color castaño, gris, negro o blanco.
  • El peso de los galgos varía según el tipo, sin embargo usualmente pesan de 27 a 37 kg.

Tipos de galgo

Existen diferentes tipos de galgos, los cuales comparten algunas cualidades como la velocidad y el carácter. Asimismo, cada uno de estos posee sus propias características y orígenes que vale la pena destacar.

Galgo español

Galgo español

El galgo español es un perro muy popular en España, donde es utilizado para participar en múltiples carreras deportivas y como compañero de caza.

Lamentablemente, estos animales tienden a ser explotados en trabajos duros y posteriormente abandonados. Hoy en día, existen miles de campañas de protección y cada vez más familias los consideran otro miembro.

Galgo afgano

Galgo afgano

El Galgo afgano es procedente de Afganistán y se destaca por ser muy inteligente, además de alcanzar gran velocidad. Es un perro ideal para los concursos caninos, debido a que posee una apariencia cautivadora y un increíble pelaje.

Igualmente, si piensas adoptar un perro como este, debes saber que son muy juguetones y alegres.

Galgo árabe

Galgo árabe

Los galgos árabes son bastante antiguos y habitan mayormente en países como Marruecos, Arabia Saudita y Libia. Este tipo de galgo es uno de los menos conocidos, caracterizado por ser delgado, poseer poco pelo y tener patas muy largas.

Suelen tener una mancha negra en su hocico y son perros con mucha energía. Además, es común que sean utilizados como guardianes, ya que poseen un buen oído y sentido de alerta.

Galgo azawakh

Galgo azawakh

El galgo azawakh o galgo africano es conocido por ser el tipo de galgo más grande y por tener las patas más largas, a diferencia de los otros. Además, es utilizado para cazar debido a su gran rapidez.

Estos perros están acostumbrados a las temperaturas calientes y poseen un gran porte al caminar, lo que les confiere una elegancia particular.

Galgo escocés

Galgo escocés

El galgo escocés también es conocido como deerhound, un perro muy grande, elegante y musculado. Este animal se destaca por su pelaje desgreñado y su hermoso color grisáceo.

Este perro es muy inteligente y obediente, suele llevarse muy bien con los demás animales, niños y adultos, lo cual convierte al galgo escocés en una excelente compañía.

Galgo inglés

Galgo inglés

Entre los galgos más populares del mundo se encuentra el galgo inglés, el cual es reconocido por su brillante color azabache y su cuerpo delgado. Este animal es considerado un perro de carreras, ya que posee una velocidad impresionante y una buena contextura física.

Galgo húngaro

Galgo húngaro

El galgo húngaro posee un fabuloso pelo castaño y blanco, es buen corredor y se conoce por ser excelente compañero de caza. Asimismo, es bastante tranquilo, dócil y fácil de educar.

Este animal posee un instinto de protección que le permite estar siempre alerta y cuidar muy bien de su familia. También es muy inteligente y muestra interés por aprender, así que resulta fácil educarlo.

Galgo italiano

Galgo italiano

El galgo italiano se caracteriza por ser un perro pequeño y amigable. Debido a su tamaño, estos no son utilizados para cazar, vigilar, ni para participar en carreras, lo que permite que sean animales únicamente hogareños y aptos para la vida en la ciudad.

Estos poseen un color negro-grisáceo y son bastante rápidos, sin embargo prefieren estar tranquilos y no hacer demasiada actividad física.

Galgo ruso

Galgo ruso

Este tipo de galgo no es tan popular como los otros, se caracteriza por tener un pelaje largo, ondulado y de color negro con blanco.

El galgo ruso es un perro delgado, alto y bastante fuerte, usado para cazar animales como las liebres y los lobos salvajes.

Galgo irlandés

Galgo irlandés

El galgo irlandés es un animal bastante grande, largo y posee un cuerpo musculado. Este perro es muy parecido al galgo escocés y se lleva muy bien con los niños, debido a su carácter juguetón y cariñoso.

Se caracteriza físicamente por poseer un pelaje largo, suave y oscuro, lo que le genera una apariencia desgreñada pero elegante.

Carácter y temperamento de los galgos

El galgo, en cualquiera de sus tipos, es considerado como uno de los animales más inteligentes, ya que es muy fácil educarlo y aprende rápidamente.

Estos perros poseen un temperamento bastante tranquilo y se caracterizan por ser muy amigables. El carácter dependerá del tipo de galgo, no obstante, la gran mayoría son cariñosos y se adaptan fácilmente a la vida hogareña.

Asimismo, suelen ser muy sociables ya que se llevan bien con los demás perros, gatos y otros animales. Aunque al principio son asustadizos, cuando se familiarizan exteriorizan toda su energía y se vuelven bastante juguetones.

Son perros muy dóciles que disfrutan estar en contacto con la naturaleza, correr y hacer ejercicio. Sin embargo, también les gusta dormir mucho y pueden estar acostados hasta más de 16 horas.

Además, aunque es casi imposible que estos animales ataquen a las personas, es aconsejable colocarles una correa en los paseos diarios ya que les encanta jugar y perseguir a otros animales más pequeños.

Cuidados básicos

El galgo es un animal muy animado, para cuidarlo es necesario que tengas una actitud bastante positiva y estés dispuesto a divertirte con él. Sacarlo a pasear varias veces al día lo mantendrá feliz y saludable, también puedes comprarle juguetes para que se estimule y libere su energía.

Los galgos no te traerán muchos problemas de higiene. Estos animales son bastante limpios y poseen naturalmente un buen olor, así que no es necesario bañarlos con mucha frecuencia. El cepillado dependerá de la cantidad de pelo que tenga el galgo, no obstante se caracterizan por poseer un pelo muy fino y fácil de manejar.

Debido a que este animal posee huesos muy largos, es recomendable proporcionarle una cama amplia y suave para que pueda descansar sin sufrir lesiones. Igualmente, en épocas de invierno debe estar bien cubierto para evitar que padezca a causa el frío.

Salud

Un galgo puede vivir de 12 a 14 años si es cuidado muy bien, esta raza canina no tiende a sufrir muchas enfermedades, sin embargo puede presentar malestares estomacales o problemas en los huesos.

Los problemas estomacales se deben a que poseen un cuerpo alargado y un tubo digestivo estrecho, lo cual les hace propensos a padecer enfermedades como la torsión gástrica.

Por otro lado, el galgo es un animal bastante delgado y de huesos finos que pueden romperse y causar mucho dolor. También pueden desarrollar enfermedades más graves, como el cáncer de huesos.

Además de ello, los galgos pueden verse afectados por problemas en la vista, ocasionando una ceguera permanente. Igualmente, es recomendable que estos animales hagan ejercicios para evitar las malformaciones en las articulaciones.

Esto no quiere decir que todos los galgos sufran de estas enfermedades necesariamente, únicamente se trata de ciertas debilidades o propensiones propias de la raza que todo dueño debe tener en cuenta para prevenirlas.

Alimentación

Los galgos deben llevar una dieta adecuada, dependiendo de la fase de crecimiento en la que se encuentren. Para que estos perros posean una nutrición completa, es importante darles de comer adecuadamente y así evitar que sufran malestares estomacales.

Por ejemplo, si el galgo aún es cachorro, generalmente estos son alimentados con croquetas pequeñas. Las Puppy Gourmet son una opción ideal, acompañadas con un poco de leche para ablandarlo y beneficiar su nutrición.

Los galgos más grandes están acostumbrados a comer croquetas que les proporcionen un alimento completo, especialmente aquellas fórmulas basadas en carnes, verduras, papas, zanahorias y más.

Por su parte, los galgos más viejos necesitan consumir únicamente alimentos secos, por ello existen algunos piensos que contienen proteínas de pollo y res como ingrediente principal.

Es importante tener en cuenta algunos aspectos al momento de alimentarlos, por ejemplo, no darles de comer inmediatamente después de hacer ejercicio, ofrecer porciones de acuerdo a su peso, evitar que tomen agua apresuradamente y repartir las comidas en varios turnos diarios para favorecer su proceso digestivo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba