Gatos

¿Cómo saber si un gato es macho o hembra?

Existen animales que suelen ser independientes, mientras que por otro lado pueden tener gran carácter y resultan realmente cariñosos; se trata de los simpáticos mininos que pueden proporcionarte una gran compañía. En esta oportunidad se dará respuesta a una interesante interrogante: ¿Cómo saber si un gato es macho o hembra?.

El gato como mascota

Este es un felino mamífero pequeño, carnívoro y muy ágil, provisto de gran flexibilidad, su pelo es suave, sus uñas retráctiles tiene patas cortas y cola larga. Está dotado de un increíble sentido del oído, olfato y amplia visión nocturna, mientras que como mascota tiene la facultad de ayudarte a reducir el estrés, siendo un excelente animal de compañía.

Cuenta con una notable inteligencia y si vives con él podrás fortalecer tu sistema inmunológico, así como crear defensas que te ayudarán a padecer menos enfermedades. Son animales que requieren de pocos cuidados, pero aportan mucho a la recuperación de aquellas personas que han sufrido traumas emocionales o padecen la ausencia de cualquier miembro de la familia.

Quizá pienses que es fácil elegir entre macho o hembra como mascota, pero lo cierto es que debes asegurarte de escogerlo adecuadamente, para que tengas la certeza de que se adapte a tus exigencias y le puedas proporcionar todos los cuidados indispensables para que crezca sano y robusto.

¿Cómo distinguir entre un gato macho o hembra?

Es posible que pienses que la diferencia de sexo entre los gatos es algo bastante obvio, incluso considerar que es algo evidente e identificable a simple vista cuando nacen; pero para hacerlo de forma acertada será necesario que disipes algunas dudas y de esta forma, evites equivocarte.

Claramente, sus órganos genitales son los elementos que te permitirán descubrir si es gata o gato, pero distinguirlo mediante la observación de su apariencia externa requiere tomar en consideración cada uno de los siguientes detalles:

Gato macho

Los machos de esta especie felina suelen ser inquietos y juguetones, ideales para personas activas. A ellos les gusta cazar y atrapar todo tipo de objetos con sus patas para morderlos.

Se destacan por ser independientes y disfrutan de la soledad durante horas, ya que a pesar de ser cariñosos, requieren alejarse de sus dueños de vez en cuando. Les gusta pasear libremente por todo lo que consideran su territorio.

El área genital de los machos está compuesta por el escroto, en el cual se albergan sus testículos y está completamente cubierto de pelo, pene y ano. Cuando el gato es recién nacido, estos órganos serán tan pequeños que se dificultará bastante su identificación.

Por ejemplo, los testículos de un gato bebé no son más grandes que el hueso de una cereza pero esto no ocurre igual cuando es adulto, en cuyo caso son evidentes tanto a simple vista como al ser tocados con la mano.

El pene de los machos puede ser apreciado, ubicado por encima de un montículo de pelo y suele ser obvio entre los muslos del gato, luego tan solo a unos pocos centímetros se encuentra su ano.

Los gatos machos suelen mostrar una actitud caracterizada por tratar de dar prioridad a sus necesidades sexuales, lo que les hace en ocasiones molestos. Es posible que se muestren inquietos e irritables, algunos pierden el apetito, dejan de dormir y se desaparecen durante gran cantidad de horas.

Cuando no se desea que el macho muestre este tipo de comportamiento, algunos dueños prefieren esterilizarlo para evitar que tenga familia y se mantenga siempre de buen ánimo.

Gato hembra

Las gatas son mascotas atentas y fieles, ellas siempre se muestran más cariñosas que los machos, son sociales y evitan acercarse a otros felinos a menos que se encuentren en período de celo.

Estas mininas suelen dedicar mucho tiempo a sus amos, se muestran protectoras y celosas, incluso se sienten amenazadas cuando se presenta un cambio de ambiente, pero pronto se adaptan a su dueño y se aferran a su compañía.

Una gata puede pasar horas tranquilamente acostada al lado de su dueño, por lo que si cuentas con tiempo de sobra para descansar, ella será tu compañera ideal. Las hembras se caracterizan por ser hogareñas y mostrarse menos activas que los machos.

Su zona genital está compuesta por la vulva, que es una ranura con apariencia vertical fácilmente apreciable aproximadamente a un centímetro de su ano. Si no deseas que tenga gatitos, es recomendable que le practiques la esterilización para evitar que sufra de ansiedad en caso de que no pueda aparearse durante su etapa de celo.

Las gatas pueden presentar varios celos repetidos cada 10 o 15 días durante toda su vida reproductiva y cada uno puede durar hasta siete días. A diferencia de una hembra canina, que cuenta con un período de descanso de seis meses.

La razón por la cual la gata puede mostrar un nuevo celo al cabo de pocos días, es por el hecho de que su ovulación se presenta gracias a la estimulación del cuello uterino, lo que se logra mediante el apareamiento.

¿Qué deberías elegir: gato macho o hembra?

Cualquiera de ellos sería una estupenda mascota, siempre y cuando tomes en consideración los comportamientos diferentes que manifiestan y si deseas esterilizarlo o no.

Si buscas un animal que sea sumamente cariñoso, la hembra es la indicada; pero en caso de que prefieras una mascota más independiente y de carácter, entonces inclínate por el macho.

No obstante, para que puedas elegir sin mayores dificultades, a continuación se ofrecen una serie de consejos que te serán de utilidad:

  • Si buscas una mascota pequeña, generalmente las hembras son de menor tamaño.
  • Toma en cuenta que un gato macho es posible que tienda a marcar su territorio con orina.
  • Cuando la hembra no es esterilizada, puede ser ruidosa y difícil de mantener dentro de la casa, especialmente durante el celo. Ella está propensa a quedar embarazada desde sus cinco meses de vida.
  • Los machos suelen vagabundear por el exterior, siendo candidatos a enfrentarse en peleas con otros gatos o sufrir accidentes al cruzar las carreteras.
  • Si actualmente cuentas con un gato y deseas tener algún otro para que le sirva de compañía, podrías combinar un macho esterilizado con una hembra joven esterilizada, de esta manera evitarás que tengan familia y garantizarás que ambos se la lleven de maravilla.
  • En caso de que cuentes con un presupuesto sumamente ajustado, debes saber que la esterilización de las hembras es más costosa en comparación con el procedimiento para los machos.
  • Existen muchos centros de adopción de mascotas en los cuales encontrarás tanto machos como hembras esterilizadas; por lo que podrás elegir el sexo que consideres más conveniente en función de tu estilo de vida.

Los gatos, sin importar que sean hembras o machos, son animales ideales para que convivan con tu familia, se adaptan con facilidad y les proporcionaran todo su afecto con tan solo cubrir sus necesidades básicas de salud, como una alimentación balanceada y un acogedor rincón donde dormir.

Recuerda que si le ofreces una comida regular y equilibrada, le dejas dormir cada vez que lo desee y le brindas amor; crecerá saludable y lucirá un pelaje hermoso, dejará que le mimes y te permitirá relajarte a su lado, reforzando de esta forma su relación de amistad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba