Perros

Galgo español

El Galgo español es una raza de perro grande de formidable apariencia, noble, sumamente dócil y apacible, se caracteriza por ser leal y mostrar gratitud como respuesta a los cuidados que le son proporcionados por su amo; además de otros interesantes aspectos que podrás descubrir durante la lectura de este post.

Breve historia del Galgo español

Es una raza canina autóctona de España, conocido aun desde la época antigua de los romanos y visto como el típico galgo ibérico; también es identificado como Lebrel, debido a que están dotados para realizar carreras a gran velocidad por ser altos y largos.

Con el paso de los años fue exportado a naciones como Inglaterra, donde sirvió como antecesor del galgo inglés. Además ha sido empleado como perro de caza por su físico y características particulares, especialmente de liebres, incluso en jaurías.

Cuenta con una rapidez insuperable, pero básicamente su origen lo coloca como un ejemplar que está habituado a vivir en manada, dotado de instinto natural y especial para ser mantenido en lugares provistos de campos, dentro de los cuales pueda encontrar su alimento al aire libre.

Algunos propietarios de galgos españoles los emplean para su participación en deportes de competición, con la finalidad de obtener premios que logran bajo un entrenamiento extenuante para este tipo de mascota.

Características del galgo español

Es un perro con apariencia física delgada, pecho profundo, voluminoso y una altura de hasta 70 centímetros, con un peso aproximado entre los 10 y 25 Kg. Su nombre científico es Canis lupus familiaris, las hembras suelen ser más livianas y pequeñas.

Cuenta con unos ojos pequeños y de forma almendrada, pelo corto, liso y fino, aunque en algunos ejemplares puede ser bastante duro. Su raza es pura y ha sido lograda mediante la selección de su cría durante siglos, sin ser cruzado con ninguna otra especie canina.

Es posible encontrar ejemplares con barba, bigotes y tupé, en colores variados como canela, amarillo, rojo, blanco, negro, barquillo, barcino, tostado o berrendo y todos ellos pueden alcanzar hasta una velocidad de 70 kilómetros por hora.

Notarás que su piel está siempre muy pegada a su cuerpo, sin áreas de piel suelta, esto es completamente normal ya que se trata de un perro delgado y estilizado pero dotado de una fuerte musculatura en sus patas, lo que le permite correr a gran velocidad.

¿Cuál es el comportamiento de un galgo español?

Este perro posee un carácter dócil y apacible, no obstante que también puede ser algo tímido, siendo en este caso necesario que se le permita sociabilizar desde cachorro hasta adulto.

Se adapta rápidamente a la convivencia con otros animales, a pesar de su gran tamaño.

Es un animal que necesita una gran dosis de actividad física, pero cuando están en casa suelen pasarse mucho tiempo durmiendo, incluso hasta 18 horas seguidas. No les gusta estar solos, pues son dulces y sensibles, se llevan muy bien con los gatos y otros perros de menor tamaño.

Es la mascota ideal para todas aquellas personas que les gusta disfrutar de un ambiente relajado en casa y salir de vez en cuando a caminar por el campo o realizar excursiones al aire libre.

Es recomendable que al sacarlo a la calle lo lleves con collar y correa, ya que por instinto buscará perseguir animales más pequeños y no podrás alcanzarlo.

Se lleva muy bien con los niños e incluso se le puede enseñar a respetar un determinado espacio, educándolo con tan solo decirle “No”. Algunos autores destacan que el galgo tiene la particularidad de hacer gestos con su boca, similares a la risa, si está contento.

Cuidados del galgo español

Para mantener a tu galgo en perfecta condición física será necesario que lo saques varias veces al día, al menos dos, para que corra libremente y libere energía. También lo puedes estimular proporcionándole juguetes de adiestramiento para que se entretenga en casa.

Necesitará ser abrigado durante el invierno, ya que debido a su pelo muy corto no soporta las bajas temperaturas; puedes ponerle una manta de jersey al llevarlo a pasear y otra en su cama para que pueda acurrucarse cómodamente.

Su pelaje también requiere cuidados, cepillándolo una vez a la semana y eliminando de esta forma el pelo muerto; con un buen cepillo de goma evitarás que se dañe su epidermis y conseguirás que su pelaje luzca sumamente brillante.

No es recomendable que le bañes muy a menudo, de hecho se trata de una raza que se conserva en perfectas condiciones durante varios días sin desprender mal olor. Pero cuando notes que está muy sucio, evidentemente deberás bañarlo, aplicando champú especialmente recomendado para ellos, secándolo muy bien y cepillándolo con frecuencia.

Alimentación

La alimentación de un galgo español es otro de los cuidados importantes para que se mantenga siempre sano y con una adecuada apariencia física. Recuerda que se trata de un canino que quema muchas calorías, por lo que debes suministrarle un pienso de calidad, que cuente con todos los nutrientes para mantenerlo satisfecho.

Siguiendo este orden de ideas, debes seleccionar el pienso en función de la edad de tu galgo, bien sea el ideal para cachorros de razas grandes o el que cubra los requerimientos de su etapa adulta. Siempre puedes consultar con tu veterinario de confianza si tienes dudas.

Es importante destacar que su comedor y bebedero deben ser colocados a una altura adecuada para él, evitando de esta forma que deba bajar demasiado su cuello al alimentarse. Con esto prevendrás que sufra de problemas gástricos a los cuales, de hecho, son bastante propensos.

La alimentación de un galgo español que alcanza la etapa sénior también debe ser especialmente seleccionada, para que no experimente problemas físicos propios de esta edad.

Es de suma importancia que una vez llenes su tazón de alimento, también le proporciones la cantidad adecuada de agua fresca necesaria, ya que no debe beber demasiada después de comer para evitar abotagarlo. No es recomendable que le des restos de alimentos de tu mesa o comidas enlatadas, ya que su estómago es delicado y podría experimentar problemas gástricos.

Entrenamiento

Los galgos, al igual que otras especies caninas, requieren de ciertos entrenamientos básicos para que aprendan cómo debe ser su comportamiento dentro de tu hogar, si deseas emplearlo como animal de compañía.

Él debe aprender a ir al baño, para lo cual necesitas adquirir una correa y collar que te facilite sacarlo a cierta hora para que realice sus necesidades fisiológicas al aire libre, sin que su instinto natural de caza le motive a irse corriendo.

Este can también se siente cómodo en una caseta para perros, úsala solo para que se acostumbre a tu ambiente y para establecer una cierta rutina de entrenamiento. Se trata de un animal muy limpio, por lo que de seguro no hará sus necesidades en este lugar.

No debes emplear la caseta como castigo, él debe aceptarla como su espacio personal y sentirse a gusto en ella, con tan solo decirle “No” con voz firme, él entenderá que ha hecho algo malo.

La siguiente parte vital del entrenamiento es seguir un horario fijo para comidas y paseos, de esta manera el controlará sus necesidades fisiológicas y esperará hasta que le lleves al aire libre para hacerlas.

Después de alimentarlo es necesario que esperes al menos 90 minutos antes de comenzar a ejercitarlo, ya que con frecuencia comen más de lo que deben. Es recomendable que saques a tu galgo español a primera hora de la mañana y le permitas realizar un paseo de al menos 15 minutos.

Como refuerzo a su entrenamiento, no olvides felicitarlo verbalmente cada vez que haga las cosas como tú lo esperas y recompensarlo con un premio. Es posible que le guste ir al baño en una misma área, por lo que debes llevarlo hasta ella para que se sienta cómodo.

Al regresar de tu trabajo, por las tardes o en la noche, saca a tu perro de su caseta y llévalo a pasear otros 15 minutos; trata de que esto sea algo habitual y que se sienta bien tanto dentro de su caseta como fuera de ella. Con el tiempo llegará un momento en que podrás dejarlo libre dentro de tu casa, sin que ocasione ningún tipo de inconveniente.

Preparar un galgo español para carreras

Sin duda el entrenamiento y los ejercicios propios para un galgo español, dependerán del uso que se le dará a este animal.

Las actividades físicas diarias como llevarlo a caminar durante cierto tiempo para que mantenga un adecuado tono muscular y actividad cerebral indispensable para la conservación de su salud, pueden ser suficientes como animal de compañía. Pero si deseas que se prepare para competencias deportivas, su preparación física y alimentación deberá esta adecuada a las exigencias a las cuales será sometido.

No obstante, el galgo deberá contar con la disposición para realizar las tareas que le sean encomendadas, ya que si no desea correr, nunca lo hará, aunque se le incentive con algún señuelo como suele hacerse durante las carreras realizadas en un canódromo.

Debe ser sometido a un plan de entrenamiento que esté acorde con su resistencia física y con tanta frecuencia como sea posible en función de la capacidad del animal y el rendimiento que se espera de él.

Adicionalmente es importante tomar en consideración ciertos elementos que serán evaluados durante el seguimiento de un entrenamiento deportivo para carreras por parte de un galgo español, tales como:

  • Su metabolismo muscular, intensidad y duración del ejercicio al que es sometido.
  • Cambios fisiológicos producidos en su cuerpo por el ejercicio, como el aumento del volumen de sus músculos tras una mejor utilización de la energía.
  • Gasto energético del tipo de actividad a la que se le somete.
  • Entrenamiento enfocado al fortalecimiento de sus ligamentos, incremento del largo de sus huesos, con menos densidad y más ligeros.
  • Mejora de su función cardíaca e incremento de la distribución del oxígeno en su cuerpo.

El entrenamiento ideal para cualquier galgo es el que le proporcione la preparación necesaria para participar en una carrera, desarrollando todo su potencial en el menor tiempo posible y sin prácticamente agotarse.

El galgo español como mascota

Esta raza de perro está ganando importante relevancia como animal de compañía durante los últimos años, ya que se adaptan con facilidad a la vida hogareña, son tímidos, nobles y leales, se llevan bien con otros animales y les gusta pasar muchas horas durmiendo plácidamente al lado de sus amos.

Pareja de Galgo español

Es un animal de apariencia elegante y dulce temperamento, por ser una especie de los lebreles, está provisto de un físico que le permite alcanzar gran velocidad sin sufrir displasia de cadera como otros perros grandes.

En algunos casos se trata de ejemplares que han sido abandonados tras finalizar las temporadas de caza o por considerar que no responden como lo esperan sus amos durante una competencia deportiva; lo que les lleva a ser candidatos como animales de compañía para muchas familias tanto en España como en otras partes del mundo.

Estos caninos no requieren prácticamente cuidados especiales, pero es indispensable que sean llevados a caminar al menos dos veces al día y de ser posible dejarlos correr de forma libre.

Ellos solo necesitan que les brindes afecto, les proporciones el alimento acorde con su edad y les abrigues durante la época de invierno. Juega con ellos un rato para liberar su ansiedad y obséquiales juguetes para que puedan mantener su mente estimulada.

El galgo español es muy inteligente, solo necesita escuchar las instrucciones que le ofreces en voz alta y pronunciadas con toda claridad para entenderlas; cuando haga algo que no te guste dile “NO” pero si se porta bien y responde adecuadamente a tus ordenes, otórgale un premio.

Es una noble mascota, solo debes permitirle sociabilizar y verás que rápidamente se encariñará contigo. Su hábitat natural es el campo, pero se adapta fácilmente a la vida de la ciudad, siempre que te tomes un tiempo para sacarlo a pasear y pueda gastar sus energías.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba