Perros

Mi perro vomita espuma blanca

En la mayoría de las situaciones, cuando los perros vomitan espuma blanca, se trata de enfermedades caninas. Sin embargo, en algunos casos no necesariamente corresponde a una sintomatología por patologías. Por esto es sumamente importante comenzar a entender más sobre el tema.

Posibles causas

En algunos casos estos vómitos pueden verse acompañados de otros síntomas con los que se puede llegar a determinar algún tipo de patología en tu mascota. Las causas más comunes son: gastritis, enfermedades coronarias, colapso traqueal y tos de perrera. Aquí encontrarás la información que necesitas sobre los casos más particulares y cuáles son los síntomas de cada uno.

Sin embargo, debes recordar que antes de hacer un veredicto lo mejor es que lleves a tu mascota con un veterinario de confianza ante cualquier síntoma que pueda poner en riesgo su salud. De esta forma, podrás administrarle el tratamiento indicado por el especialista.

No todos vomitan espuma blanca

Lo primero que debes saber es que hay algunas razas específicas que, por su composición morfológica, son más propensas a padecer de estos vómitos espumosos. Entre las razas que tienden a presentar estos síntomas se encuentran las siguientes:

  • Shih tzu
  • Yorkshire terrier
  • Poodle o caniche
  • Bichón maltés
  • Pug o carlino
  • Bulldog inglés
  • Bulldog francés
  • Bóxer

Por su pequeña contextura, estos perros tienden a desarrollar patologías que además de vómitos pueden llevarles a tener un corazón mucho más abultado. Estas condiciones, sobre todo la última, producen muchas afecciones del corazón, como por ejemplo la degeneración de las válvulas cardíacas.

De todos los que te hemos mencionado, uno de los que más vómitos de espuma blanca presentan es el bulldog. Es por esto que muchas veces los veterinarios tienden a indicar algunas acciones especiales para evitar que sufran reflujos a la hora de la comida, por ejemplo.

Primera causa: la gastritis

Es la más común de todas las causas. Cuando comienzas a observar a tu perro y te percatas que aparte de los vómitos, el mismo no quiere ingerir alimentos, entonces lo más probable es que tu can se encuentre sufriendo la hinchazón de la membrana gástrica. En otros términos, esto quiere decir, que lo más probable es que tu perro esté padeciendo una gastritis.

Normalmente los primeros vómitos de tu mascota presentarán los restos de la comida que ha ingerido tu animal en los últimos días, pero a medida que siga vomitando, el aspecto del mismo irá cambiando hasta volverse una sustancia blanca y bastante pegajosa. A estos síntomas, también se le suma la falta de apetito y la pérdida de peso.

Es muy importante que, cuando tu mascota presente estos indicios, se le hagan los exámenes adecuados. Lo más importante es comenzar a determinar cuáles son las causas de la gastritis para poder aplicar el tratamiento conveniente. Muchas veces este tipo de enfermedad es causada por virus comunes, sin embargo, si tu perro ha ingerido algún tipo de producto irritante, lo más probable es que también sufra estos síntomas.

Para esto es muy posible que de primer plano tu veterinario administre algún protector gástrico para que disminuyan los niveles de acidez, un antiemético, con el que se tratan los síntomas de los vómitos y recete un ayuno temporal. Sin embargo, este es el primer tratamiento, mientras se analizan los exámenes que se le deben aplicar a tu perro para conocer el porqué de sus síntomas.

Gastritis por fallas renales

En algunos casos puede suceder que tu perro presente estos vómitos con espuma blanca debido a fallas en el hígado o los riñones. Cuando se acumulan los desechos por falla de alguno de estos órganos, entonces es muy probable que inicie el proceso de irritación de la membrana gástrica.

Si notas que tu perro, ya mayor, tiene vómitos acompañados con síntomas como orinar muy frecuentemente, tomar mucha agua, falta de apetito, apatía y mal aliento, entonces es muy posible que tu mascota esté presentado un cuadro de fallas renales o hepáticas.

Tratamiento

Cuando tu perro presente gastritis por virus lo mejor que puedes hacer es administrarle el tratamiento remitido por el veterinario, que básicamente va a constar de un protector gástrico, bastante líquido para evitar que se deshidrate y un antiemético. En este caso se administrará el tratamiento por el tiempo que dure el virus, pues hay que esperar a que el mismo desaparezca.

Si el caso es que la gastritis surge por la ingesta de algún producto, entonces lo que tienes que determinar es cuál fue el culpable de la misma y alejar lo más posible a tu perro de dicho producto.

Por último, si el daño proviene de un fallo renal o hepático no podrás hacer mucho, sino aplicar el tratamiento indicado por el veterinario.

Mi perro vomita espuma blanca y tose

Espuma blanca vomitada

Si es el caso que tu perrito presenta estos vómitos, pero con una tos seca, entonces es muy probable que se deba a problemas cardíacos. Primero se presenta la tos, que es seguida por los vómitos de espuma blanca. Además, es muy probable en estos casos que tu perro pierda el apetito.

Este tipo de enfermedades suele ocurrir (casi siempre) en perros de edad avanzada o en aquellos que tienen condiciones genéticas. Es por esto muy importante prestar atención a los síntomas que presenta el perro, además de los más evidentes como la tos y el vómito.

Para este tipo de patologías, se inicia un tratamiento a base de un anti hipertensor y un diurético suave, con los que finalmente se irán minimizando los síntomas. Además, es muy posible que el veterinario recete una dieta especial.

Mucha más tos y vómito de espuma blanca

Este tipo de vómitos van a aparecer después de que tu perro tenga un severo ataque de tos, que es comúnmente conocida como la tos de las perreras. Muchas personas también tienden a darle el nombre de la enfermedad del hueso atragantado.

Sin embargo, a veces puede ser complicado diferenciar este tipo de síntomas de otras patologías, por lo que es muy importante realizar los estudios pertinentes a tu mascota.

Mi perro vomita espuma blanca y le cuesta respirar

En estos casos el vómito se combina con un colapso traqueal, dificultando la respiración. Por lo general se presenta cuando ya se han descartado todas las patologías anteriores.

No obstante, esta manifestación va a depender de cada raza y existen algunas acciones que puedes ir realizando con tiempo, con las cuales podrás disminuir los síntomas.

Por ejemplo, en vez de utilizar el collar con cuerda para sacarlo a pasear, utiliza un arnés. De esta forma estarás evitando la presión en la parte de su cuello y de la tráquea. Otra forma es procurando que el perro tenga el peso ideal, así como evitarle fuertes rutinas de ejercicio.

Vómito de espuma blanca con temblores

Si tu perro se encuentra vomitando espuma blanca y aunado a esto presenta temblores, entonces te recomendamos que acudas rápidamente al veterinario.

Estos síntomas pueden representar dolor abdominal, lo que podría encontrarse relacionado con intoxicaciones o envenenamientos.

Si mi perro vomita espuma blanca y tiene diarrea

En estos casos la gravedad pudiera ser leve, ya que podría tratarse de un virus, mala digestión o estrés. Debes tener muy pendiente de que tu perro no se deshidrate en estos casos.

Si ves que aún continúan los síntomas, entonces pon cuidado, ya que podría tratarse de una intoxicación, una obstrucción o una infección.

Si la diarrea que presenta tu can viene acompañada con sangre, entonces debes ir al veterinario urgentemente. Esto podría ser consecuencia de enfermedades que son altamente riesgosas e incluso mortales, por lo que el tratamiento a tiempo puede ser la salvación que requieres para tu mascota.

Cuando la espuma es blanca y amarilla

Si notas que tu perro se encuentra vomitando espuma blanca y amarilla, entonces quiere decir que su estómago está vacío, por lo que está botando los últimos jugos gástricos. Esto puede suceder debido a múltiples causas, pero presta especial atención si se trata de cachorros.

Nuestra última recomendación en estos casos es que evites a toda costa darle medicamentos para humanos a tu perro, ya que la mayoría de ellos se encuentran contraindicados en animales. Si lo llegaras a hacer, pudieras empeorar gravemente la situación y los síntomas.

Como ves, son muchas las causas por las cuales tu perro puede vomitar espuma blanca. Es muy importante resaltar que bajo ningún concepto debes auto medicar a tu cachorro en caso de presentar estos síntomas.

Lo que sí puedes hacer en casa, mientras sales al veterinario (quien es el único facultado realmente para dar tratamiento a los animales), es mantener un proceso de hidratación en tu perro. Ofrécele agua con frecuencia para asegurarte de que no se deshidrate, igualmente al llegar al centro médico le tomarán una vía para administrarle la hidratación si el especialista lo considera necesario.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba