Perros

¿Cómo adoptar un perro?

Los perros son animales inteligentes y cariñosos, con paciencia y un buen entrenamiento son capaces de aprender a realizar muchas actividades que solo ellos pueden hacer.

Por ejemplo, hay perros guía para personas invidentes, policías, rastreadores y de rescate, otros olfatean productos ilegales en los aeropuertos y algunos defienden propiedades con fiereza y nobleza únicas.

Algunos perros son realmente magníficos, incluso ayudan a personas que necesitan terapia al reducir los síntomas de la depresión, estrés y controlar los ataques de ansiedad, entre otros beneficios.

Una de las mejores experiencias en la vida es cuidar, querer y compartir con un perro, quien crecerá junto a ti como un integrante más de la familia.

Si estás pensando en adoptar un perro aquí te contaremos los detalles que implica llevar a cabo tan maravillosa labor, capaz de mejorar tu vida increíblemente, ya que estarás ganando un amigo fiel, valiente y cariñoso.

¿Qué necesitas para adoptar un perro?

Si estás pensando en adoptar a un perro, la planeación y organización serán fundamentales para llevar a cabo este proceso con éxito. Lo primero será considerar si realmente cuentas con las condiciones adecuadas para darle la calidad de vida que merece, en este sentido necesitarás lo siguiente:

  • Responsabilidad y disposición para hacerte cargo de tu perro durante toda su vida: Esto implica brindarle los cuidados y el cariño necesario para que se mantenga sano y feliz mientras esté contigo.
  • Un hogar adecuado: Según el tamaño y la raza del perro que te interese adoptar es posible que requieras ciertas condiciones de espacio y seguridad en tu casa. Por ejemplo, los perros grandes como el Danés o el Pastor Alemán necesitan amplios espacios para correr, si vives en un apartamento no podrás cubrir este aspecto a menos que te comprometas a sacarlo de paso con frecuencia.
  • Un presupuesto capaz de cubrir los gastos necesarios: Aunque adoptar un perro es gratis, existen otros gastos asociados a su alimentación, higiene, salud y cuidado que deberás considerar.

¿Cómo elegir el perro ideal?

Para comenzar debes estar seguro de cuál es el tipo de perro que quieres, la raza, el tamaño y el temperamento del animal; para definirlo puedes tomar en cuenta los aspectos que mencionamos antes sobre las condiciones que tienes en casa.

Definir estos factores te ayudará a planificar el espacio que necesitarás para que esté cómodo, según las características de tu hogar y las necesidades que tenga tu mascota.

También debes planificar otros detalles importantes como su educación, horas de juego, cuál será su veterinario y qué hacer en caso de emergencias, viajes o vacaciones. A continuación destacamos todo lo que deberás tener en cuenta a la hora de escoger el perro ideal para ti.

Estilo de vida

Existen perros que tienen un temperamento juguetón, son inquietos y llenos de energía, para los cuales se deben planificar paseos que incluyan ejercicios variados y juegos. Un ejemplo de este tipo de perros son los Bóxer, Chihuahua, Bull Terrier, Carlino, Dachshund, Dálmata, entre otros.

Hay perros que suelen ser muy tranquilos y que no necesitan tantas carreras a diario para sentirse contentos, para los cuales un tranquilo paseo será suficiente.

Dependiendo del temperamento de tu perro, deberás planificar el tiempo que tienes que dedicar a juegos y ejercicio al aire libre.

Entrenamiento

Debes ocuparte de que tu perro se entrene para hacer sus necesidades donde es debido, de modo que aprenda a respetar los muebles y elementos de la casa, sin estar mordisqueando todo lo que encuentre.

Puedes tratar de entrenarlo con refuerzos positivos, con la finalidad de que entienda que ciertos comportamientos no son aceptables. Es decir, la mascota debe entender que no está bien el destrozo de objetos personales, plantas, muebles y sobre todo zapatos.

Si no logras que aprenda, puedes apoyarte en profesionales de entrenamiento canino. Existen perros que tienen buena fama como obedientes y pueden entrenarse muy bien, entre ellos: Pastor Alemán, Golden Retriever, Labrador y otros.

Higiene y cuidados de salud

Un perro necesita habituarse a una rutina de higiene, tales como el baño, corte de pelo y uñas, cepillado diario y cuidado de los dientes.

Hay algunas razas que tienen problemas congénitos que les llevan a desarrollar enfermedades en sus ojos, dientes o algún órgano interno en especial. Algunos de ellos son: Doberman, San Bernardo, Cocker Spaniel, entre otros. En estos casos debes consultar al veterinario toda la información pertinente.

Los perros también necesitan vacunas para evitar muchas patologías, debes contar un veterinario de confianza para verificar la salud de tu mascota de manera rutinaria, además de que pueda atender eventuales emergencias.

Viajes, vacaciones y mudanzas

Los viajes y vacaciones que planifiques después de adoptar un perro estarán condicionados por tu mascota, debes saber dónde dejarlo para que esté tranquilo y bien cuidado hasta que vuelvas.

Tu perro no tiene por qué ser una molestia a la hora de una mudanza, tu mejor amigo y compañero puede acompañarte a donde vayas, solo cuida algunos detalles y emprenderán cada aventura juntos, sin problemas.

Diferencia entre adoptar un cachorro o un perro adulto

Si tu intención adoptar a un pequeño cachorrito, debes esperar a que tenga al menos 6 meses antes de separarlo de su madre o el entorno donde estén dándole los primeros cuidados, puesto que son muy delicados y requieren dedicación especial.

La mayoría de las personas piensan que para adoptar a una mascota necesariamente debe ser un cachorro, pero esto no es cierto. En los refugios existen muchos perros de edad avanzada que han sido abandonados por sus dueños por diversas razones, como una mudanza, cambios en el núcleo familiar o simplemente porque fueron irresponsables.

Estos perros merecen ser adoptados, tienen mucho amor para dar y aunque ya no tienen el ímpetu de un cachorro, se comportan más centrados y tranquilos. Además de que su capacidad para aprender nunca se pierde y con un poco de paciencia podrás lograr que se adapte a tu entorno familiar.

Los perros mayores prefieren tener una vida relajada, buscan compañía y cariño, disfrutarán de tranquilos paseos y tardes al lado del sillón favorito de su amo. Si tu estilo de vida encaja con esto, pueden ser tu elección ideal.

¿Cuál es el proceso para adoptar un perro?

Si ya tienes lista la etapa de planeación y organización de tu hogar, debes emprender ahora la búsqueda de tu mascota en cualquiera de los refugios y centros de adopción que se encuentren en tu localidad.

Existen asociaciones protectoras de animales, refugios para los peludos que se han encontrado sin familia en la calle y lugares de acogida donde están muchos perros que no tienen un hogar, todos esperan alguien de buen corazón los adopte y los lleve consigo a casa.

Generalmente en estas instituciones te informarán acerca del estado físico y de salud del perro, si se la lleva bien con los niños o con otros animales, si tiene sus vacunas o si ha tenido tratamiento por alguna razón. Deberás orientar la elección de tu mascota según pueda adaptarse a las condiciones que tengas en casa.

El siguiente paso es reunir los requisitos que te pidan, los cuales varían según el sitio de adopción. Usualmente te proporcionarán un formato donde colocarás tu información personal y números de contacto, hábitos familiares, dirección y cualquier otra condición adicional que se requiera para concretar la adopción.

Debes saber que este tipo de instituciones realizan seguimiento a cada una de las adopciones que se llevan a cabo, por ejemplo, se pueden planificar visitas para constatar que el perro recibirá todos los cuidados que pueda necesitar de tu parte.

Por último solo queda esperar con ansias el día en que puedas finalmente llegar con tu nuevo compañero peludo a casa, lo cual será una de las mejores decisiones que tomarás en la vida, ya que él crecerán junto a ti y siempre tendrás un lugar en su corazón.

¿Cómo incorporar un perro a la familia?

El procedimiento para adoptar un perro no estará completo hasta que el mismo se integre exitosamente a tu familia, para lo cual debes tomar en cuenta ciertas consideraciones que le permitan adaptarse a su nuevo hogar.

Al mismo tiempo tú te convertirás en el responsable de cuidarla y protegerla, y como tal tienes que aprender a ser un buen dueño, paciente, solidario y con el tiempo suficiente para compartir con el nuevo integrante de la familia.

Período de adaptación

Cuando adoptes a tu perro y lo lleves contigo a casa, pasará por un período de adaptación, ya que se encuentra por primera vez en un entorno nuevo. El núcleo familiar también necesita tiempo para acostumbrarse al nuevo miembro, ambos necesitan conocerse.

Como buen dueño debes facilitar el proceso y propiciar un ambiente cálido, relajado y amigable, donde el perro se sienta bienvenido y pueda sentirse seguro y feliz.

Preséntale sus nuevas pertenencias, si has adquirido una cama para él o creaste un rincón especial en casa para su descanso, es el momento ideal para ofrecerle algún juguete o golosina cada vez que demuestre un buen comportamiento.

Al principio puede que sus ladridos constantes o su comportamiento errático sea señal de que el perro está ansioso, tiene miedo o simplemente necesita tiempo para sentirse a salvo y feliz. En este punto deberás tener mucha paciencia y esperar, porque en poco tiempo se habrá adaptado.

Cuidados necesarios

Una adopción responsable implica velar por el bienestar de tu recién adquirida mascota, lo cual se traduce en que deberás realizar algunos deberes a diario que son necesarios para que la relación comience a marchar bien desde el principio.

Como dueño, debes entender que un perro tiene sus necesidades, por lo cual asegúrate de tener el tiempo necesario para sacarlo a ejercitarse, colocarle su comida siempre a la misma hora, cuidar de su higiene, llevarlo al veterinario, entre otras responsabilidades.

En retribución a todos estos cuidados disfrutarás de paseos, juegos al aire libre, y lo mejor de todo será ver cómo se emociona tu perro cuando llegas a casa.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba