Perros

Prevenir y curar la Sarna en Perros

Si eres de esos dueños a los que les preocupa la salud de su mascota y quieres que siempre esté sana y contenta, este artículo es ideal para ti, ya que te mostraremos cómo prevenir y curar la sarna en perros, acompáñanos y descubre todo sobre este tema.

¿Qué es la Sarna?

También conocida como escabiosis en perros o escabiosis canina, la sarna es una afección cutánea (de la piel) producida por un tipo de ácaro que ataca el tejido y genera mucha comezón, pérdida de pelo en la zona afectada y daño en la integridad de la piel de tu perro.

Este tipo de enfermedad de la piel es muy contagiosa y basta con tener contacto físico con el perro afectado para que se contagie, es por ello de vital importancia prevenirla y tratarla de forma inmediata, para evitar propagación.

La sarna en mascotas es una enfermedad que suele afectar comúnmente a los perros, pero también puede dañar a las personas que conviven con ellos.

Tipos de sarna en perros

Existen al menos 5 tipos de sarna que pueden afectar a tu perro, estos son:

Sarna demodécica

Conocida también como sarna roja, este tipo suele ser el más común y se produce por el ácaro Demodex Canis el cual es propio de la piel del perro, pero en bajo número.

Suele desarrollarse cuando los ácaros se multiplican y atacan de forma descontrolada por alguna debilidad en el sistema inmune del perro o por falta de aseo adecuado. Puede manifestarse de forma generalizada o localizada.

Sarna Sarcóptica

Otro de los tipos comunes de sarna en perros y es producida por el ácaro Sarcoptes Scabeie, el cual es muy agresivo y puede afectar incluso a las personas.

Sarna Otodéctica

Es un tipo de sarna poco común y la produce el Otodectes Cynotis que son ácaros de gran tamaño y se alojan en los oídos del perro, por lo que su diagnóstico es sencillo.

Sarna Cheyletiella

Es un tipo de sarna que ataca con mayor frecuencia a los cachorros y es bastante contagiosa. Esta enfermedad la produce el ácaro Cheyletiella spp y puede ser mortal en los cachorros si no se trata de forma oportuna.

Sarna Pneumonyssoides

Este tipo de sarna es muy poco frecuente y no tan agresiva, ataca principalmente las zonas cercanas a la nariz del perro, ya que es allí donde el ácaro Pneumonyssoides Caninum se aloja por lo general, esto también permite que el diagnóstico diferencial sea más sencillo.

¿Cómo prevenir la sarna en los perros?

Aunque ningún perro está exento de contagiarse, existen algunas medidas que puedes aplicar para ayudar a prevenir la sarna, por ejemplo:

  • Bañar a tu perro periódicamente con productos especiales para él, que puedan ayudarle a mantener la salud de su piel.
  • Debes lavar su cama y sus objetos de uso personal con frecuencia, así como desinfectar el área donde come y duerme.
  • Si paseas a tu perro en parques o lugares al aire libre, procura utilizar algún producto de limpieza o lavado en seco al llegar a casa, para asearlo.
  • Evita que pueda jugar en la calle con perros que no parezcan saludables, que sean desconocidos o que parezcan tener sarna, recuerda que se contagia por contacto.
  • Mantén las vacunas de tu perro y sus tratamientos de desparasitación al día y acude regularmente a su chequeo veterinario.
  • Cepilla a tu perro con regularidad y verifica que su pelaje esté sano y brillante, que no se caiga con facilidad y que no tenga áreas sin pelo. Aunque sea de pelo corto, todos los perros deben cepillarse.
  • Mantente atento si tu perro pierde peso, deja de comer o se encuentra desanimado por más de un día y acude al veterinario en caso de que esto ocurra.

¿Cómo saber si mi perro tiene sarna?

Esta suele ser una pregunta muy frecuente entre los dueños de perros que sospechan que su mascota puede tener sarna, algunos de los síntomas más comunes que pueden indicarte que tu perro tiene sarna son los siguientes:

  • Se rasca constantemente, con mayor intensidad en la noche.
  • Tiene zonas en las que ha perdido algo de pelo.
  • Debilidad y deterioro del pelaje.
  • Pérdida de peso.
  • Pérdida del apetito.
  • Escamas y costras en la piel.
  • Zonas de la piel enrojecidas.
  • Mal olor.
  • Erupción en la piel e incluso heridas.
  • Decaimiento general.

Si tu perro presenta la mayoría de estos síntomas, es muy probable que tenga sarna y que debas acudir al veterinario para que sea tratado lo antes posible.

¿Cómo curar la sarna en perros?

Si tu perro se ha contagiado de sarna y quieres saber cómo se cura, en esta sección te contaremos cuáles son los tratamientos que se aplican para combatir esta molesta afección de la piel en los perros.

En el mercado existen gran cantidad de productos destinados al tratamiento de la sarna, muchas veces la elección del tratamiento depende del tipo de sarna que presente el perro, pero en general se emplean los mismos.

Se recomiendan productos de uso externo como champú y jabón especiales para este tipo de ácaros y mayormente elaborados con componentes azufrados (con azufre).

El tratamiento tópico también puede incluir spray o loción anti ácaros por lo que se recomienda rasurar el pelo en su totalidad para aplicar efectivamente el spray o la loción.

Otra opción es el tratamiento farmacológico, bien sea en tabletas para administrar vía oral o en solución inyectable, este tratamiento puede que se aplique en conjunto con esteroides para disminuir la comezón, la inflamación y el enrojecimiento en la piel de tu perro.

Recuerda que, aunque la sarna en sí no es mortal, ésta debilita el sistema inmunológico de tu perro haciéndolo susceptible a otras enfermedades que sí pueden ocasionarle la muerte, es por ello que se debe prevenir y tratar la sarna en perros.

Ten en cuenta siempre lo importante que es mantener a nuestras mascotas sanas y contentas, por lo que esperamos que este artículo sobre cómo prevenir y curar la sarna en perros te haya resultado de utilidad para evitar y tratar este tipo de enfermedades en tu mascota.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba