Perros

¿Por qué los perros comen hierba?

Si eres fanático de los canes y especialmente si tienes uno como mascota, habrás notado en alguna ocasión que tienen un interés especial por comer hierba cuando esta se encuentra a su alcance, motivo suficiente para preguntarte ¿por qué los perros comen hierba? Y en esta oportunidad intentaremos dar respuesta a esa curiosa interrogante.

¿Es verdad que los perros comen hierba para purgarse?

No es posible tomar esta apreciación como cierta, partiendo del hecho de que no todos los perros vomitan después de comer hierba. Estudios científicos realizados a este comportamiento han demostrado que estos animales tienen una atracción natural hacia las plantas y que no necesariamente buscan comerlas motivados por un malestar.

Adicionalmente, se ha comprobado que esta conducta es más frecuente en perros jóvenes y la reacción del vómito suele presentarse con mayor incidencia en aquellos que demuestran algún síntoma de enfermedad estomacal antes de ingerirla. Pero entonces, ¿Qué motiva este extraño comportamiento?.

¿De dónde viene ese extraño hábito de comer hierba?

Pese a que se trata de una conducta bastante habitual, realmente se sabe poco respecto a ella y científicamente no se ha logrado comprobar con certeza cuál es la razón que motiva este comportamiento, aunque un estudio realizado por la revista científica webMD ha establecido que al menos un 80% de los canes tienen esta costumbre, de modo que no es nada extraño si tu perro también lo hace.

A propósito de esto, se han realizado algunos estudios que pueden ayudar a esclarecer esta interrogante y sobre ellos se tratarán algunos de los próximos párrafos, con la finalidad de proporcionarte información veraz al respecto.

Posibles causas que motivan este comportamiento

Existen tres posibles razones para justificar esa tendencia común de que los perros coman hierba y aunque a través de los estudios antes mencionados se ha determinado que estas no serían las únicas motivaciones para esta conducta, lo cierto es que los perros sí pueden valerse de ellas en un momento determinado, estas son:

Malestar estomacal

Si tu perro sufre una indigestión o se ha tragado algún cuerpo extraño y siente la necesidad de expulsarlo de alguna manera para aliviarse, es posible que busque comer hierba para inducirse el vómito.

Se sabe que el césped contiene una sustancia capaz de promover la secreción de líquido en su cuerpo y hacerle vomitar, pero esta no es la única motivación ni le funciona necesariamente en todas las ocasiones a todos los perros.

Deficiencia de nutrientes

Así como en los seres humanos la ingesta de vegetales aporta fibra y mejora el proceso digestivo para evitar el estreñimiento, de la misma manera funciona el consumo de hierba en los perros.

Esta conducta puede ser instintiva en ellos si sienten la necesidad de mejorar su tránsito intestinal y lo harán simplemente porque saben que esto puede beneficiar a su digestión, aunque pasan por alto que también puede ocasionarles el vómito, estamos hablando de un comportamiento netamente animal.

Estudio científico acerca de estas causas

En el año 2008, los científicos de la Universidad de California se sintieron motivados a comprobar si realmente los perros comen hierba solo cuando se sienten mal del estómago o por una deficiencia nutricional.

Para evaluar esta hipótesis citaron a 25 estudiantes de la carrera veterinaria que tuvieran perros como mascotas y todos aseguraban que su perro comía hierba. Sin embargo, ninguno de ellos había notado ningún síntoma de enfermedad que precediera a esta conducta y apenas un 8% confirmó que el animal vomitaba después de esto.

De acuerdo a estos resultados, los científicos ampliaron el estudio indagando con 47 dueños de perros, de los cuales un 79% aseguraba haber visto a su perro comiendo hierba, de este porcentaje solo 4 personas detectaron malestar en el canino después de hacerlo y otros 6 aseguraron que su perro vomitó tras ingerirla.

El estudio continuó y se amplió el alcance a 1.571 dueños de perros, de los cuales el 68% aseguraba ver a su perro comer hierba con frecuencia, 8% detectar un malestar posterior y 22% observar la aparición del vómito después de esto.

Las conclusiones que se obtuvieron de dicho estudio aseguran que comer hierba en los perros es una conducta natural y que no necesariamente es consecuencia de un malestar de estómago, aunque en aquellos perros que demuestran enfermedad y luego comen hierba sí se presenta con mayor frecuencia el acto del vómito.

Respecto a la segunda causa, no se halló evidencia que pudiera confirmar que los perros hagan esto para compensar alguna deficiencia nutricional, ya que en algunos de los perros estudiados se incluyeron frutas y verduras a sus dietas pero esto no tuvo ningún efecto notable en su interés por comer hierba.

Herencia de sus ancestros

Científicamente está comprobado que los perros provienen de los lobos, quienes tendrían el hábito de consumir hierba para acabar con los parásitos intestinales.

La efectividad de este método está comprobada por dos razones, la primera de ellas es que el consumo de estos elementos vegetales sirve para arrastrar los gusanos que puedan estar presentes en el tracto intestinal y la segunda es que esto promueve las contracciones de los intestinos para facilitar aún más esa expulsión.

Partiendo de esta evidencia, es lógico que los canes más jóvenes tengan esta costumbre más arraigada al demostrar un comportamiento más primitivo, mientras que los adultos pierden un poco de esta conducta conforme van siendo domesticados y aprenden nuevos hábitos.

Estas son las razones más frecuentes que motivan a los canes a comer hierba, sin embargo hemos dejado claro que no se trata de las únicas, porque no es posible afirmar que todos lo hagan bajo el mismo impulso y evidentemente esta conducta no tiene el mismo efecto en cada uno de ellos.

Incluso hay algunos que se sienten atraídos a comerla cuando están cubiertas de gotas de rocío por el simple placer de sentir la humedad en su boca o hidratarse.

Estudio científico acerca de esta causa

Los expertos afirman que aunque hoy en día los perros que se tienen como mascotas suelen mantenerse libres de parásitos, probablemente tengan una predisposición natural por comer hierba como herencia de sus ancestros lobos, como un instinto para eliminar parásitos y lombrices a nivel de los intestinos.

Este comportamiento también podría deberse a una razón más simple y es que disfrutan el sabor de la hierba y su sensación al consumirla, además del efecto relajante que genera en ellos. Eso explicaría la razón por la cual los cachorros se sienten más atraídos a ella, como parte de su curiosidad natural.

Incluso hay científicos que justifican esta conducta en los lobos de forma diferente, como una forma de disfrazar su olor corporal cuando iban de cacería, tal y como algunos perros suelen frotarse sobre animales en descomposición u otros elementos olorosos para disfrazar su propio olor.

Algunos perros vomitan después de comer hierba ¿A qué se debe esto?

Como se ha mencionado antes, algunos perros tienen la costumbre de ingerir ciertos tipos de hierba (con mayor frecuencia el césped) para inducirse el vómito cuando sienten algún malestar estomacal o se han tragado algún cuerpo extraño y requieren expulsarlo.

El vómito después de comer hierba puede considerarse como algo completamente normal, si tu perro está sano. Pero es importante que puedas asegurarte de que vacía por completo el contenido de su estómago y no se atraganta con algún elemento.

Si tu perro busca consume hierba con frecuencia para vomitar, esto puede ser un síntoma de que no se siente muy bien a nivel estomacal y quizá sea necesario cambiarle el alimento. Siempre puedes acudir al veterinario para contar con sus recomendaciones adecuadas al caso, porque en realidad esta costumbre puede afectar aún más su condición aunque él crea (por instinto) que pueda ayudarle.

Algunos expertos afirman que este hábito también puede deberse a simple aburrimiento o alguna deficiencia nutricional, en cualquier caso, la alternativa más acertada siempre será consultar con el veterinario si esto se trata de un comportamiento frecuente.

¿Esta es una conducta que debe permitirse o evitarse?

Los especialistas en el comportamiento canino aseguran que comer hierba se trata de un comportamiento normal en los perros y que sus dueños deben permitir este hábito sin alarmarse. No obstante, el escenario puede ser diferente si se toman en cuenta algunos factores sanitarios y los riesgos que esto podría implicar para la salud de tu mascota.

Si bien no hay nada de malo en el hecho de que tu perro coma hierba, sí pueden existir algunas consecuencias de este acto que pongan en riesgo su salud y están estrechamente relacionadas con la hierba que consumen. Tales como:

  • Si tu perro come hierba en la ciudad, hay una alta probabilidad de intoxicación si se encuentra tratada con pesticida o veneno, usualmente aplicado a este tipo de productos vegetales para evitar las infestaciones de plagas.
  • Si tu perro come hierba en el campo o espacios al aire libre, aunque pueda parecer lo más natural e inofensivo del mundo, podrían representar una fuente parásitos que se alojan en ellas como larvas y huevos que posteriormente pueden infestar el cuerpo de tu mascota tras su ingesta.

¿Qué puedes hacer si a tu perro le gusta comer hierba?

Ya ha quedado claro que este es un comportamiento natural y que no necesariamente está motivado a la necesidad de purgarse o a una deficiencia nutricional. Asimismo hemos establecido con claridad cuáles son los riesgos de que tu perro coma hierba en espacios públicos y en función de todo esto podemos puntualizar algunas recomendaciones que serán de utilidad para ti:

  • Si deseas permitir este instintivo hábito en tu perro, asegúrate de que solo tenga acceso a plantas libres de cualquier elemento tóxico.
  • Enséñale a distinguir cuáles plantas puede comer y cuáles no, así evitarás inconvenientes si a tu mascota se le antojan las hermosas plantas de tus vecinos.
  • Limita su acceso a las plantas que no sean seguras o convenientes para él, le será difícil reconocer cuáles son las plantas que puede comer cuando salga de su entorno habitual.
  • Existen alimentos para perro que están elaborados con material vegetal y puede ser una buena opción para beneficiar a su digestión si crees que esta pueda ser la motivación de su conducta.
  • Aunque hay algunos vegetales, frutas y verduras que están prohibidas para ellos, existen otras que pueden consumir cada cierto tiempo y de hecho pueden ser muy beneficiosas. Seguramente demuestre mayor agrado por algunas, permítele probar sabores nuevos e identifica cuáles le gustan.

Los alimentos de la siguiente lista son aptos para tu perro y puedes proporcionárselos para complementar su alimentación o varias su dieta:

  • Espinacas
  • Lechuga
  • Repollo
  • Apio
  • Judías verdes y guisantes
  • Calabaza
  • Zanahoria
  • Manzana
  • Melón

Conclusiones

Ahora que sabes por qué los perros comen hierba, no deberás extrañarte ni alarmarte la próxima vez que veas a tu perro degustando algunos ejemplares del jardín. Todo aquel que tiene una mascota quiere lo mejor para ella y tus acciones siempre deben estar encaminadas a su bienestar.

En este sentido, solamente debes preocuparte si notas que tu perro come hierba con frecuencia porque significa que algo le está incomodando a nivel estomacal o intestinal, es posible que requiera cambiar de alimento o quizá se haya tragado algo indebido y necesite ayuda para expulsarlo, en cualquier caso, acudir al veterinario siempre será la mejor alternativa.

Recuerda que tu mascota obtiene los nutrientes necesarios para su crecimiento y su estado de salud general a través de la alimentación. Por lo tanto, no está de más que incluyas algunas frutas, vegetales o verduras en su dieta de vez en cuando, con toda seguridad se sentirá feliz de comer algo diferente.

Por último, debemos recomendarte que nunca dejes a tu perro solo en espacios abiertos donde podría ingerir algo tóxico y mucho menos si está vomitando. Asegúrate de permanecer a su lado para vigilar su comportamiento e intervenir de forma oportuna en caso de que necesite tu ayuda.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba