AvesPeriquitos

Cómo saber si mi periquito está enfermo

Los periquitos son aves que la gente adopta como mascota por el fácil cuidado que conlleva. Pero esto no quiere decir que no debas preocuparte por sus cuidados básicos, como es la alimentación, la higiene y el cariño. Si notas algo extraño en su actividad diaria, es posible que tu periquito esté enfermo.

Aprende a detectar anomalías en tu mascota

La mayoría de las enfermedades que afectan a los pericos suelen manifestarse de formas similares, lo que complica establecer un diagnóstico correcto a simple vista. Por esta razón, como su dueño deberás estar muy atento a las variaciones de su comportamiento o cualquier señal física que pueda presentar tu mascota para informar al veterinario cada detalle y allí obtener un tratamiento adecuado.

Cuando un ave se encuentra muy enferma, suele mantenerse sentada en el suelo sin poner atención a lo que ocurre a su alrededor, con los ojos entrecerrados y las plumas erizadas, lo que podría describirse como una actitud somnolienta o indiferente.

Asimismo pierde las ganas de comer y no demuestra el típico temor cuando intentas agarrarla. Siempre debes sospechar que algo anda mal con cualquier ave que se deje tomar sin poner alguna resistencia.

Informe de diagnóstico

Cuando acudas al veterinario para revisar a tu periquito, te hará una serie de preguntas necesarias para determinar su diagnóstico. Si vas preparado, podrás ahorrar tiempo valioso para salvar la vida de tu amigo emplumado. Procura proporcionar los siguientes datos:

  • Edad del ave.
  • Tiempo que lleva viviendo contigo y dónde la has adquirido.
  • ¿Dónde vive y cómo está acondicionado dicho espacio?.
  • ¿Qué come?
  • ¿Qué tipo de agua bebe?
  • ¿Recibe algún suplemento?
  • ¿Desde cuándo se comporta diferente?
  • ¿Ya ha recibido tratamiento médico antes?
  • ¿Se ha enfermado antes?
  • ¿Vive solo o con otras aves?

A través de estas preguntas, es posible determinar aspectos característicos sobre el cuidado que le proporcionas a tu periquito y algunos rasgos propios de su comportamiento normal que pueden ser de utilidad.

Detectar señales de alerta

Como su dueño, tienes la importante responsabilidad de detectar síntomas de forma oportuna y recabar toda la información posible para compartirla con el veterinario y de esta forma ampliar las posibilidades de acierto con su diagnóstico y posterior tratamiento.

En este sentido, a través de la observación podrás detectar anomalías o señales de alerta si conoces previamente cómo debería lucir y comportarse tu periquito. A continuación, te enseñaremos cómo aplicar un examen visual a tu mascota, toma nota de tus observaciones:

Aspectos generales

En esta primera etapa de identificación, deberás poner tu atención en ciertos aspectos característicos de su comportamiento y la rutina habitual.

  • ¿Cómo está su ánimo?, ¿luce activo o adormecido?
  • ¿Se esconde?
  • ¿Notas cambios en su conducta o postura corporal?
  • ¿Respira normal o se nota fatigado?
  • ¿Presiona sobre su cloaca o sacude su cola?
  • ¿Orina y defeca de forma habitual?

Hecho esto, deberás tomar cuidadosamente a tu periquito y observar con atención cada una de sus partes, tomando nota de lo evidenciado en ellas y considerando lo que se describe a continuación.

Pico

La cubierta exterior del pico debería ser lisa y brillante. Cuando hay infestación por aradores de sarna encontrarás pequeños orificios en la parte superior de la córnea del mismo y cierto abultamiento alrededor de sus ojos.

Además deberás revisar lo siguiente:

  • Ángulo libre de tumores, úlceras o abultamientos.
  • Pico con forma normal, sin desviaciones ni alargamiento.
  • Descartar la presencia de secreciones de cualquier tipo.
  • Cera del color correspondiente al sexo del ave.

Ojos

Cuando revises sus ojos, deberás asegurarte de que sean claros, sin alteraciones y se muestren brillantes.

Los ojos inflamados o con secreciones son señales de enfermedades graves, las cuales pueden afectar específicamente a estos órganos o al cuerpo del ave en general.

Oídos

En los periquitos, los oídos suelen permanecer ocultos por el plumaje de su cabeza. Sin embargo debes asegurarte de que no haya ningún tipo de abultamiento o inflamación y verificar que no exista algún cuerpo extraño.

Plumaje

El plumaje de un periquito sano está completo y bien formado, para examinarlo con detalle se recomienda extender sus alas y cola. Si observas plumas erizadas en las inmediaciones del pico puede ser una señal de sarna.

Normalmente las plumas no deben romperse, ante la presencia de orificios o coloraciones oscuras se puede determinar alguna infestación parasitaria. Por otro lado, si encuentras que el plumaje cercano a la cloaca está sucio, significa que el ave tiene algún tipo de afección intestinal que le ocasiona diarrea.

De forma similar, si el plumaje cercano al buche está sucio, puede ser evidencia de que tu perico ha vomitado y debería descartarse alguna infección en el área.

Debes poner especial atención para detectar cualquier quiste y si ha perdido algunas plumas en su parte inferior puede ser que esté siendo infestado por ácaros.

Buche

Puedes examinar mejor el llenado del buche si utilizas tu dedo índice y pulgar. Al observarlo, si detectas alguna coloración blanca y espumosa puede ser señal de una enfermedad.

En esta misma área puedes descartar algún quiste de tiroides, el cual lucirá de manera diferente al abultamiento del buche porque tiene forma redondeada.

Tórax

Si palpas suavemente sobre el músculo pectoral de tu periquito podrás determinar su estado nutricional.

En un ave bien alimentada no se detecta la quilla, o apenas se siente, mientras que otra ave con deficiencia nutricional la mostrará muy marcada y posiblemente desarrollará alguna atrofia muscular.

Aunque son raros los tumores a nivel del pecho, en caso de existir podrás identificarlos como abultamientos de tonalidad diferente al resto del cuerpo.

Cloaca

Además de ensuciar su plumaje cercano en caso de diarrea. Si el perico tiene alguna enfermedad que involucre su aparato digestivo, sacudirá la cola o presionará la cloaca. En las hembras esta también puede ser una señal de atascamiento ocasionado por algún huevo.

Glándula uropígea

Ubicada en el área dorsal donde comienza la cola e identificable como un pequeño abultamiento. En ocasiones puede estar inflamada pero rara vez alberga tumores.

Patas y pies

Si tu ave puede mantenerse en pie y sostenerse sin dificultades, es una buena señal. En este caso debes examinar que sus uñas tengan la apariencia y el largo normal, mientras que sus dedos no tengan deformaciones.

Síntomas y causas frecuentes de un periquito enfermo

Una vez que has realizado el examen físico de tu periquito, podrás asociar cualquier manifestación como síntoma de enfermedad si sabes reconocerlos. Como la mayoría de aves, los periquitos suelen fingir estar bien en presencia de alguien y no por orgullo, sino por instinto de supervivencia ante posibles depredadores.

Si has notado algún cambio anormal en la actividad diaria de tu periquito es posible que esté enfermo. A menudo, muchos de estos síntomas están relacionados con la misma causa.

A continuación explicaremos los síntomas y causas más comunes para saber si tu periquito está enfermo:

Excrementos de color anormal

Observando el color de las heces se puede saber si un periquito esta enfermo, normalmente el color de las heces suelen ser verdes o marrones y blancas (Orina).

Aunque el color de las heces puede depender de la alimentación y el exceso de colorantes, si observamos algún cambio de color anormal en las heces que sea amarillo, rojo o negro, es posible que su periquito este enfermo.

Heces de Color Amarillo Pueden indicar hepatitis u otras infecciones bacterianas.

Heces de color Rojo: Si hay presencia de sangre indica algún tipo de infección relacionada con el aparato renal.

Heces de color Negro: Puede indicar una hemorragia del aparato digestivo a causa de una infección.

Falta de apetito o sed

La falta de apetito en los periquitos puede deberse a:

  • Irritación en el buche
  • Psitacosis
  • Inflamación intestinal
  • Parásitos internos.

También puede haber diferentes causas que no están relacionadas con una enfermedad como: El estrés, falta de compañía o cambios en la alimentación.

Problemas respiratorios

Si al periquito le cuesta respirar, estornuda, hace ruidos o mueve la cola respirando, puede deberse a:

  • Resfriado
  • Bronquitis
  • Asma
  • Candidiasis
  • Psitacosis

Esta triste o Melancólico

Aunque podría deberse a algún problema de salud, los periquitos son aves sociales que les gusta estar en compañía.

Si antes de notar los síntomas de tristeza estuvo en compañía de alguien en su jaula, lo más probable es que sea eso.

Si tu periquito es macho intenta llevarle a otro macho o hembra. Pero si es una hembra adulta, acompáñala de un periquito macho porque podría atacar a la otra hembra y hacerle daño.

¿Qué hacer si mi periquito está enfermo?

Si crees que tu periquito esta enfermo el mejor consejo es llevarlo a un veterinario especializado en aves, allí identificarán mejor lo que le pasa y te dirán que es mejor para él.

Recuerda mantener siempre la jaula limpia, con comida y agua, intenta que no se estrese y dale mucho cariño.

Por último es oportuno añadir que este artículo es totalmente informativo, bajo ninguna circunstancia debes medicar a tu mascota sin la supervisión de un especialista en el área.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Botón volver arriba