Iguanas

¿Cómo cuidar a una iguana verde?

La iguana verde, iguana común o Teyú, es un lagarto arbóreo proveniente del Caribe, Norte, Centro y Sudamérica. Estos reptiles son pertenecientes a la familia Iguanidae. Su hábitat se encuentra principalmente en zonas húmedas selváticas, llegan a medir hasta 2 metros de longitud y pesar 5 kilogramos.

A través de este interesante artículo, podrás conocer todo lo relacionado con el mundo fabuloso de este lagarto. Sabrás cómo cuidar a una iguana verde, las características típicas de esta especie, su hábitat, alimentación, reproducción, acondicionamiento del terrario, cuidados necesarios y algunos datos curiosos sobre la misma.

Lo que debes saber sobre la iguana verde

Si estás pensando en adoptar a una iguana como mascota, debes conocer algunas características propias de este animal. Este reptil posee un cuerpo largo, con escamas verdes que lo recubren, cuenta con dientes afilados y patas cortas, con 5 dedos cada una y afiladas garras que sirven para escalar.

Usan la cola para espantar depredadores, ya que esta causa temor por su gran tamaño, que constituye la mitad de la longitud del cuerpo.

Si por algún caso son atrapadas, fácilmente pueden desprenderse de su cola para salir ilesas del ataque y con el tiempo la regeneran sin daño alguno en su organismo. Expulsan una solución nasal que les permite regular la sal del cuerpo, a través de las 2 fosas nasales con las que cuentan.

Poseen grandes habilidades para nadar y escalar. Pueden permanecer sumergidas hasta 30 min debajo del agua y saltar 12 metros de altura, resultando ilesas. Se localizan mayormente en zonas arbóreas cercanas a fuentes de agua, como ríos o lagunas y pasan gran cantidad de tiempo trepadas en los árboles gracias a sus garras.

Aunado a esto, las iguanas verdes pueden vivir hasta 20 años. Al aparearse y reproducirse llegan a poner entre 12 y 30 huevos. Tienden a ser cariñosas y muy sociables, es por eso que algunas personas optan por tenerlas como mascotas, principalmente en los Estados Unidos.

A las iguanas se les conoce como animales diurnos, sus actividades las realizan por el día y duermen en la noche. Son de naturaleza salvaje y se estresan con facilidad. 

¿Cuál es su hábitat?

Las puedes ubicar tanto en México como en Argentina, Brasil, Estados Unidos o cualquier Isla del Caribe. En otras palabras, las encuentras en todo el Continente Americano.

Prefieren las zonas de vegetación espesa y las alturas, como es el caso de los manglares, las selvas, los pastizales y las riberas de los ríos, lugares en donde la temperatura anual oscila entre 27 y 28ºC, mientras que la humedad ambiental sobrepasa el 70%. Por ser reptiles, tienen sangre fría y su temperatura óptima oscila entre 28 y 35ºC.

¿Cómo es su alimentación?

Las iguanas verdes son realmente de este color durante su etapa joven, pues cuando alcanzan la adultez y vejez su tonalidad cambia, tornándose grisácea. Los ejemplares jóvenes consumen más energía por el ritmo de sus actividades y es por esto que comen a diario, contrario a las iguanas viejas, que lo hacen cada 3 a 4 días.

Si la iguana es doméstica, es decir, tiene una familia humana que la cuida y la mantiene como una mascota, su dieta alimenticia se basa solamente en alimento vegetal, nunca se le debe dar alimento de origen animal.

Si la iguana es alimentada de la forma correcta, puede llegar a vivir alrededor de 20 años. De lo contrario, si incluyes en su dieta gusanos, insectos como grillos, mariposas o arañas, por dar un ejemplo, no durarán más de los 8 años de vida.

La alimentación propia de su hábitat es difícil de encontrar, por lo tanto deberás suplantar algunos elementos por otros que puedas adquirir fácilmente en el mercado, esto conjuntamente con comidas específicas y preparadas para iguanas, que se venden en las avícolas o tiendas de animales.

Entre los alimentos aptos para las iguanas domésticas se encuentran los vegetales como alfalfa, perejil o apio, también les gusta el calabacín, el cilantro, los nabos y las zanahorias. Puedes aprovechar las hojas de berro, soja, tomate, pepino, lechuga y escarola. También le puedes dar frutas como: melón, pera, higo, sandía y manzana.

Así como existen alimentos que puedes darle sin problema alguno a tu iguana, hay otros que están prohibidos y por ninguna razón debes incluirlos en su dieta, estos son: la uva, el plátano, la cebolla, las espinacas, el brócoli o coliflor, las coles y golosinas.

A su vez, puedes reforzar su alimentación con suplementos alimenticios y vitaminas, esto deberá ser supervisado por un veterinario, al igual que la dieta diaria.

Reproducción de la iguana verde

Estos reptiles son herbívoros y se reproducen por medio de huevos, que son colocados por ellos mismos bajo tierra. Son maduros sexualmente a los 16 meses de edad, pero no son adultos sino hasta los 36 meses.

Las iguanas verdes se aparean en las estaciones secas y de esta manera aseguran que sus crías nazcan durante la estación lluviosa, las parejas de iguanas se aparean normalmente entre los meses de noviembre y enero.

El coqueteo o flirteo entre ambas, se da por medio de movimientos de cabeza y cola. Cuando la hembra se muestra receptiva al macho, este la monta varias veces en un acto que dura aproximadamente de 4 a 10 minutos.

Las hembras comen antes y después del período reproductivo e inician de nuevo la alimentación después del apareamiento. Necesitan buena comida y bastante hidratación para comenzar a producir los huevos, también necesitan fuentes de calcio.

El proceso de gestación de la iguana dura 2 meses y esta pone entre 10 y 70 huevos, por lo cual debes acondicionar el terrario con arena fina y mojada, para que la iguana decida dónde los pondrá y procederá a taparlos. Estos huevos deben ser sacados del terrario, si no quieres que la iguana macho se los coma.

Posterior a esto, debes meterlos en una incubadora, de la misma manera en que lo hizo la madre iguana. Estas iguanas nacerán entre 3 y 4 meses después, deberán pasar 1 día en la incubadora y luego pueden insertarse en el terrario acondicionado, esterilizado y limpio para su bienvenida.

La incubadora se debe mantener obligatoriamente a una temperatura en el día que oscile entre 28º a 31ºC y una temperatura en la noche que oscile entre 25º y 27º C, de lo contrario los huevos no llegarán a completar su gestación y morirán antes de nacer.

Acondicionamiento del terrario para la iguana verde

La iguana verde es un reptil muy popular y común en cautiverio. Sus características vuelven locos a los aficionados a esta especie, por lo que deciden tenerlas como mascotas, bien sea en hogares u oficinas.

Aunque no es la única especie de iguana que existe, sencillamente es la que más se ha popularizado con el tiempo, por poder domesticarse y encontrar más información sobre ella con respecto al resto de las iguanas a nivel mundial. Son pacíficas y bastantes sociables con el resto de animales y con el ser humano.

A pesar de que su apariencia puede interpretarse como ruda y fuerte, son dóciles y tranquilas. Esto queda evidenciado en el hecho que las iguanas en cautiverio pueden tener comportamientos atípicos para ser reptiles, como es el caso de reconocer a su dueño, demostrar interés y curiosidad por él y sus cosas, así como desarrollar un lazo afectivo.

Una vez que decides adoptar como mascota a tu iguana, debes acondicionar un espacio determinado para ella y su terrario. El terrario debe poseer características específicas, tales como:

  • Debe ser más alto que largo para incluir ramas dentro de él, que simulen el hábitat arbóreo natural de las iguanas verdes.
  • Es recomendable que el terrario cuente con grandes dimensiones.
  • Deberá manejar una temperatura que oscile entre 28 y 35°C, considerando que estos animales son de sangre fría.

Para simular de la forma más acertada posible el hábitat de las iguanas, coloca troncos y ramas fuertes en diversas alturas, procura que estos sean resistentes al peso y movimiento.

A su vez, ilumina muy bien el lugar, puesto que son animales diurnos, cuyas actividades principales las realizan bajo la luz del sol. Es recomendable que la iluminación dure entre 12 y 14 horas aproximadamente, por medio de las bombillas UVB.

Cuidados especiales para tu iguana

Si eres el dueño de una iguana verde, a la que consideras una mascota algo peculiar, exótica y diferente de lo común, debes estudiar bien a fondo sus características físicas, hábitat, alimentación, reproducción, entre otras actividades cotidianas y fundamentales que te ayuden a garantizar un mejor cuidado y bienestar a tu reptil. A continuación, verás algunos consejos útiles para su cuidado y bienestar:

  • Las iguanas requieren una buena dosis de calcio en su comida diaria, para su óptimo desarrollo y sano crecimiento óseo. Este suplemento está disponible en tiendas de animales o farmacias y se lo puedes suministrar en la comida, como calcio en polvo y en el agua como calcio líquido.
  • Debes cambiar la fuente de iluminación periódicamente, en este caso la UVA/UVB, cada 6 meses o una vez al año.
  • Resulta necesario aumentar la humedad cuando es época de mudar la piel, característica común en todos los reptiles, que consiste en cambiar la piel vieja por piel nueva y regenerada. Con la humedad, este proceso se lleva a cabo de una manera más fácil y rápida para las iguanas, dándole una mayor flexibilización a la piel para que pueda ser cambiada.
  • Se recomienda que lleves a tu iguana una vez al año a revisión veterinaria para mantener su salud y en caso de detectar la presencia de alguna enfermedad, como es común en estos animales, aplicarle un tratamiento oportuno para que no prolifere en el organismo del reptil.
  • Una desparasitación cada cierto tiempo también es necesaria para eliminar parásitos internos y externos en el animal.
  • Es de suma importancia cambiar el sustrato con regularidad, cada dos o tres meses como mínimo. La higiene es muy importante, no solo para evitar la proliferación de olores, sino porque es indispensable para una buena salud, tanto para la iguana como para toda la familia. Por ende, la limpieza del terrario a profundidad y su desinfección debe hacerse cada 6 meses o como mínimo una vez al año.

Datos curiosos de la iguana verde

Entre algunos datos curiosos de este majestuoso animal, encontrarás de mucha utilidad informarte sobre lo siguiente:

  • Las iguanas verdes son solitarias, salvo en épocas de apareamiento.
  • Necesitan del sol y climas cálidos para mantener su temperatura, en vista de que son animales de sangre fría.
  • Llama la atención su origen tan antiguo.
  • Tienen un ritual de movimientos de papada, cola y cabeza para su apareamiento. A través de estas partes es que se comunican con el resto de su especie y demás animales.
  • En épocas de apareamiento, se vuelven territoriales y agresivas. Al igual que la hembra cuando tiene huevos y los cuida.
  • A la hora de adquirir una iguana, debes escoger muy bien dónde lo haces. En algunos casos tienden a traficarlas a cambio de elevadas sumas de dinero, si se hace la compra a un desconocido es necesario hacer un contrato legal para evitar problemas.
  • Lo más aconsejable es comprarla a un veterinario o tienda especializada para mascotas.

Resulta vital cuidar a tu iguana, para mantener en ella una buena salud y por ende en tu familia. Estos reptiles son exóticos y ameritan mucho cuidado, dedicación, cariño e inversión.

Son un regalo de la naturaleza, al igual que el resto de las especies, cada una cumple su función dentro del ecosistema. Si decides adoptar una de ellas para que viva en tu casa u oficina, procura brindarle estabilidad y buen trato, que sea mejor o similar a la vida que tendría en su hábitat natural.

A través de este artículo te hemos proporcionado algunos datos importantes sobre las iguanas verdes, pero estos solo sirven de orientación y carácter informativo, por lo tanto hacemos énfasis en que siempre debes acudir al veterinario y contar con su supervisión. De no hacerlo, puedes complicar la salud, bienestar y calidad de vida de tu reptil.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Botón volver arriba