Perros

Beneficios de vivir con un perro

¿Alguna vez te has preguntado cómo puedes explicarles a los demás el vínculo que tienes con tu perro?

Los perros son capaces de lograr un vinculo inseparable con las personas, descubre cuáles son los beneficios de vivir con un perro.

¿Cuáles son los beneficios de vivir con un perro?

Después de adoptar un perro, la gente suele notar que muchas cosas en su vida diaria cambian para mejor. Se quejan de dolores de cabeza y resfriados con menos frecuencia y generalmente están de mejor humor.

Pero, ¿es solo una impresión o una realidad? A continuación te dejamos una lista con los beneficios de vivir con un perro.

Se reduce la probabilidad de padecer asma y alergias

Si creciste con tu perro en casa, ¡mucho mejor para ti! La infancia y crecer con un perro reduce la probabilidad de alergias y asma, ya que el sistema inmunológico se fortalece desde una edad temprana.

Además, los estudios demuestran que los niños de 5 a 8 años que crecen con un perro pierden, en promedio, 3 semanas menos de actividades escolares que los niños que viven en casa sin un perro.

Somos más activos

Todos sabemos que la actividad física regular, mejora la salud en general.

También se ha demostrado que caminar con un perro cumple o incluso supera las recomendaciones de actividad física diaria, lo que contribuye a una buena salud.

Los datos muestran que tener un perro aumenta el tiempo de caminata en más de 30 minutos a la semana. ¡No olvidemos el efecto positivo de las caminatas con nuestro fiel amigo!

Se reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Tener un perro reduce significativamente la presión arterial y los niveles de colesterol hasta tal punto que los dueños de perros que han tenido un ataque cardíaco tienen un aumento del 22% en su tasa de supervivencia de hasta un año en comparación con aquellos que no tienen un perro.

¡Así que tómate el tiempo para acariciar, abrazar y cuidar a tu amigo!

Evitamos el estrés

El contacto físico con su mascota provoca una reducción significativa de los niveles de estrés y por tanto, de la presión arterial.

Además, el contacto físico con tu amigo cercano desencadena naturalmente sentimientos de placer y bienestar. ¡Una terapia de relajación individual a tu alcance!

Mejora el autoestima

Seas quien seas, sea cual sea tu situación de vida, el hecho de cuidar a tu amigo de cuatro patas te ayuda a desarrollar una mejor autoestima, vivir con un perro mejora tu estado de ánimo y aumenta tu autoconfianza.

Mejores relaciones con otras personas

Gracias a las interacciones con otras personas, notarás la influencia positiva del perro en tus relaciones sociales. Muy a menudo, los contactos con extraños se vuelven más fáciles, las conversaciones comienzan de manera más espontánea y la sonrisa es más natural.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba