AvesPeriquitos

¿Qué comen los periquitos?

¿Quieres saber qué comen los periquitos? aves originarias de Australia que viven en grandes bandadas cuando se encuentran en su hábitat natural y son excelentes mascotas, no solo por ser fáciles de cuidar sino porque se adaptan fácilmente a la convivencia con los seres humanos; descúbrelo mediante la lectura de este interesante post.

¿Qué tipo de aves son los periquitos?

Se les ha identificado científicamente como Melopsittacus undulatus, pertenecientes a la familia de los psitácidos. Constituyen una de las especies de aves más numerosas en el mundo y alcanzan su máximo tamaño en las épocas húmedas, cuando se inicia su período de reproducción.

Se caracterizan por medir alrededor de 18 cm y pesar aproximadamente 35 gramos; en general su plumaje es verde en las partes inferiores, con la cabeza amarilla, alas negras con bordes amarillos y cola de color cobalto. Se trata de una apariencia que presentan en estado salvaje y a partir de la cual han surgido una amplia variedad de ejemplares.

Se adaptan rápidamente a los cambios climáticos y están dotados de un carácter juguetón que les ha llevado a ser elegido por muchas personas como mascotas, aunque una vez adquiridos pierden su capacidad para defenderse por sí solos al aire libre, por lo que no se recomienda liberarlos una vez que han sido mantenidos en cautiverio.

Si bien no tienen un armonioso canto como los canarios, los periquitos cuentan con su propio encanto. Son sociables, muy parlanchines, de vistoso plumaje y realmente inteligentes.

Alimentación de los periquitos

Proporcionar la alimentación adecuada a tu periquito garantizará su sano crecimiento. Estas aves en su hábitat natural se alimentan de semillas de pasto maduras, por lo tanto es recomendable que conozcas aquello que debes incluir en su dieta alimenticia.

Alimento base

Debes suministrarle una mezcla de semillas que encontrarás disponible en cualquier tienda de mascotas, la cual contiene una amplia variedad de avena, mijo y granos que son vitales para su crecimiento.

Si observas que tu periquito elimina del cuenco aquellos granos que no le gustan, evita rellenar con demasiada frecuencia, ya que es prioritario que los consuma todos.

Snacks

Si deseas consentir a tu periquito, coloca una espiga de mijo en su jaula para que la consuma cada vez que le apetezca, tal como lo haría en la naturaleza.

Encontrarás en tiendas de mascotas piñas de piñones rellenas de semillas que son toda una exquisitez para tu pequeña mascota y a la vez la mantendrán entretenida.

Frutas y hojas verdes

Para promover la energía y vitalidad de tu periquito puedes complementar su alimentación con las vitaminas y minerales presentes en diferentes tipos de hojas verdes y frutas, como es el caso de diente de león, acelgas, berros, manzana, plátano, zanahoria, uvas y más.

Él no solo disfrutará mordisqueando, también cuidará su pico y además se moverá con mayor vigor de un lado a otro. Recuerda que cualquiera de estos alimentos debe estar libre de químicos y muy bien lavado antes de ofrecérselo.

Recomendaciones adicionales

Cuando dejes a tu periquito volar libre en tu jardín o dentro de casa, no le permitas jugar con las plantas ornamentales, ya que muchas de ellas son tóxicas o han sido rociadas con pesticidas.

Aunque saber qué comen los periquitos es importante, también lo es conocer otros elementos que le ayudarán a mantener sano su plumaje como es la cal; disponible en piedras de arcilla, grit o huesos de sepia en tiendas especializadas.

Solo debes colocarla en su jaula para que la picotee cada vez que le plazca; también puedes sustituirla por un poco de cáscara de huevos triturados.

Por otro lado, nunca olvides colocar suficiente agua fresca y un poquito de piedrecillas de arena en un bol ya que esto le ayudará a moler los granos de su estómago, también la encontrarás en las tiendas de suministros para animales.

Limpia con frecuencia la jaula de tu periquito y coloca en ella diariamente el alimento apto para mantenerlo saludable. Adicionalmente ofrécele compañía para que se familiarice con tu presencia.

A ellos les gusta que su jaula se mantenga siempre en el mismo lugar, de lo contrario se estresan, pero valoran especialmente que les permitan volar libres de vez en cuando en una estancia segura para evitar que se escapen. Recuerda que una vez que se acostumbran a la vida en cautiverio, pierden su facultad para defenderse al aire libre.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba