Perros

Chihuahua: Características y Cuidados

Muchas personas son amantes de los fieles compañeros del ser humano, sin embargo existen algunas con un gusto especial por las razas pequeñas y más específicamente por los Chihuahuas. Para todos aquellos orgullosos dueños de estos simpáticos caninos y quienes deseen adoptar alguno, aquí encontrarán todo sobre el Chihuahua.

El Chihuahua

Esta raza de perro es originaria de México, lo que se relaciona directamente con su nombre, el cual se debe a la antigua creencia de que esta raza habitaba solamente en la región de Chihuahua, aunque en realidad estos caninos podían encontrarse en todo el país.

El origen concreto de esta raza no se conoce, pero en su país de procedencia tienen la creencia de que eran una raza de compañía de la civilización tolteca y eran parientes del antiguo Techichi.

En su país de origen, esta raza de perros fue comercializada como mascotas y de esta forma se esparcieron alrededor del mundo, en los hogares de muchos amantes de estos caninos.

Características del Chihuahua

Estos perros suelen tener características muy particulares que permiten distinguirlos de otras razas, entre sus principales rasgos podrás encontrar:

  • Tamaño: Pueden alcanzar alturas entre los 15 y los 25 cm.
  • Peso: Su peso se encuentra entre los 1,5 y 3 kg, sin embargo pueden llegar a pesar un poco más.
  • Tipos: De acuerdo a su pelo pueden ser de pelo largo o corto. Los de pelo corto suelen tenerlo grueso y muy brillante, mientras que los de pelo largo suelen tenerlo ondulado y fino. También pueden encontrarse los de cabeza de manzana y los de cabeza de venado, de acuerdo a sus características morfológicas.
  • Color: Esta raza cuenta con variedad de colores siendo, los más comunes el negro y el marrón, ya sea uniforme o manchado en tonalidades de blanco, beige, marrón, negro, plata y más.
  • Talla: Su contextura general permite catalogarlos como perros de raza pequeña, independientemente de su tipo.
  • Esperanza de vida: Pueden vivir entre 15 y 20 años humanos.
  • Morfología: Cuentan con patas delgadas, proporcionales y con musculatura marcada, aunque no muy fuertes, su cabeza es redondeada, en forma de manzana o de venado dependiendo de su tipo particular, su hocico es proporcional, sus ojos son redondos y prominentes, su cola es larga y sus orejas son triangulares y suelen permanecer erguidas.
  • Piel: Tanto su nariz como el borde de sus parpados suelen ser negros, mientras que sus orejas y la piel bajo su pelaje es comúnmente blanca o rosa pálido.
  • Dentadura: Sus dientes son pequeños, afilados y los muestran con frecuencia, sobre todo para expresar incomodidad acompañados de la apertura ocular pronunciada.

Carácter del Chihuahua

Estos particulares compañeros suelen tener caracteres muy intensos, lo primero que resalta de ellos es que son perros muy territoriales y aunque son de tamaño pequeño suelen tener un carácter muy osado, sobre todo cuando se trata de defender su territorio, pertenencias o incluso a sus dueños.

Son sumamente inteligentes y astutos, en combinación con su agilidad pueden realizar proezas increíbles a pesar de su pequeño tamaño.

La mayoría de estos perros son celosos, incluso al punto de tornarse posesivos con sus juguetes o sus dueños, evidentemente esto va ligado a la forma como se eduquen pero son más propensos a estas actitudes que otras razas.

Aunque son perros sociables, no suelen compaginar con niños pequeños, se llevan muy bien con adultos y niños más grandes. Pueden convivir sin problema con otros perros, sobre todo de su misma raza, mientras que con gatos y otras mascotas pueden requerir algo de trabajo y educación extra para que se lleven bien.

Cuando se sienten nerviosos o amenazados, no dudan en mostrar sus afilados dientes y realizar esa expresión característica en la que sus ojos se sobresaltan, algunos de ellos incluso pueden enseñar sus dientes a manera de sonrisa. Estas particularidades les han hecho merecedores de memes e iconos digitales.

Algunos Chihuahuas pueden generar apegos hacia objetos como mantas o peluches y dormir con ellos. Son perros que prefieren estar cómodos y calientitos dentro de casa, por lo que son ideales para departamentos y hogares pequeños.

Aunque por su tamaño es subestimado, en ocasiones los Chihuahuas son excelentes cazadores, sobre todo cuando se trata de roedores y animales pequeños, estos leales amigos son toda una caja de sorpresas.

Cuando permanecen solos en casa por mucho tiempo, suelen explorar y asumir nuevos retos, subirse a las mesas, hurgar en los cestos de ropa y dormir alguna siesta.

Muchos Chihuahuas pueden tener carácter obstinado, sobre todo cuando se vuelven mayores, sin embargo es necesario tener en cuenta que esto depende de la educación y el cuidado que reciban, ya que algunos pueden ser muy cariñosos y dóciles en casos particulares.

Cuidados del Chihuahua

Como todos los perros, requieren cuidados generales y otros específicos, en este apartado encontrarás toda la información necesaria sobre ambos, toma nota sobre todo lo necesario para darle a tu mascota la mejor calidad de vida.

Cuidados generales

Los perros requieren que sus dueños lleven cierto control y cuidado sobre sus vacunas, ciclos de desparasitación y consultas veterinarias periódicas para verificar su estado general de salud.

Otro aspecto general de cuidado es el baño con productos especializados para perro 1 vez al mes, cepillado de su pelaje con regularidad y cepillar sus dientes con frecuencia para evitar la acumulación de sarro o la aparición de gingivitis.

En los perros es importante limpiar sus orejas y remover el cerumen visible con un hisopo impregnado en aceite mineral. Cortar sus uñas 3 veces al mes es clave para su salud.

Es importante dedicarles tiempo, ejercitarlos y brindarles mucho amor sin necesidad de malcriarlos.

Cuidados particulares

Uno de los principales cuidados que ameritan los Chihuahuas es la vigilancia de la temperatura, ya que por su tamaño y en especial los de pelo corto, suelen ser muy sensibles al frío. Esto puede ocasionar que se enfermen si no usan ropa o se les proporciona alguna manta.

Incluso en climas cálidos pueden sufrir de frío por las noches, por lo que es ideal contar con climatización o una cobija gruesa en la que puedan acurrucarse.

Debido a que son muy territoriales es necesario que puedan tener una cama especial o un espacio para ellos, donde agrupar sus juguetes, su plato de comida y agua. Además es necesario enseñarles que aunque ese es su espacio, sus dueños pueden compartirlo con ellos, ya que en ocasiones no permiten que nadie se acerque a este lugar si no se les educa.

Se debe cuidar su alimentación ya que son propensos a padecer de sobrepeso si no se alimentan adecuadamente. Como a cualquier perro, les encantan las galletas y los premios, pero deben dársele con cuidado porque tienden a engordar fácilmente y esto puede generarles otras complicaciones debido a su tamaño pequeño.

Parte de las complicaciones que pueden generarse con el aumento de peso son lesiones en sus articulaciones, sobre todo en sus patas y cadera, ya que son perros a quienes les gusta saltar y ser muy ágiles.

En cuanto a su comportamiento, es necesario que se tenga cuidado al educarlos, ya que suelen ser caprichosos y algunas veces mimarlos en exceso puede convertirlos en perros nerviosos o ansiosos.

Para ayudar a controlar su temperamento es ideal pasearlos con frecuencia, al menos 1 o 2 veces al día, permitirles que corran y exploren, enseñarles a compartir su espacio, jugar con ellos para que drenen su ansiedad y permitirles refugiarse cuando se sientan nerviosos.

Si conviven con niños, debes fomentar una relación de respeto y afecto, ya que no suele gustarles que invadan su espacio o que le tiren de su cola y sus patas, evidentemente a ningún perro le gusta eso pero existen razas que son más tolerantes a este comportamiento infantil. En el caso de los Chihuahuas no son muy tolerantes al respecto y pueden reaccionar con un gruñido o incluso una leve mordida de advertencia.

Estas relaciones deben trabajarse y educar tanto al perro como al niño para que pueda existir afecto entre ambos, con la intención de procurar una sana relación entre la mascota y el niño.

También es necesario limpiar con frecuencia sus lagrimales y zonas cercanas a sus ojos, pues por su gran tamaño pueden generar lagrimeo, acumular secreciones y manchar su pelaje, además de generarles incomodidad y propensión a las infecciones oculares.

Es necesario tener cuidado con los accesorios que se le colocan, ya que estos perros de tamaño pequeño no pueden soportar collares grandes y pesados o muy ajustados y esto podría ocasionarles desde problemas de piel hasta lesiones en el cuello y ahogamientos.

Otro aspecto importante consiste en cuidar su tracto gastrointestinal, evitar que ingieran alimentos grandes que puedan ocasionarles algún tipo de obstrucción debido a su pequeño tamaño e incluso impedir que coman cosas que puedan desencadenar cualquier reacción alérgica.

Proporcionando los cuidados necesarios pueden evitarse diversas complicaciones, sin embargo esta raza de perro es propensa a padecer de glaucoma, epilepsia, cardiopatías, obesidad, hernias, artritis y traqueítis, de manera que un control veterinario regular es importante en su cuidado.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba